Entradas populares

viernes, 9 de abril de 2010

Hermes Trismegisto

Nombre que los griegos dieron al dios egipcio Thoth, en condición de supuesto autor de los escritos herméticos o revelaciones sobre teología y ciencias ocultas. Thot era el escriba de los dioses, el inventor de la escritura y el protector de todas las artes relacionadas con ella, incluyendo la astronomía, la medicina y la magia. Ya en el siglo III a. de C., la identificación de Thot con Hermes era completa para los griegos y los egipcios. En la inscripción de la Piedra de Roseta, queda en evidencia que Thot y Hermes son un mismo dios, que recibe el apelativo de "Tres Veces Grandes" (Trismegisto). El culto de Hermes Trismegisto se dividió en dos corrientes. Una, llamada "culta" se abocó a sus aspectos de filosofía y teología, mientras que la otra, llamada "popular" o "secreta", se abocó a las ciencias y la magia. Una mezcla de ambas escuelas dio origen a varias doctrinas que fueron llamadas gnósticas por los griegos y se relacionaron con las teologías dualistas, que hasta nuestros días sostienen la existencia de dos dioses. El "hermetismo" se caracterizó por un enfoque práctico y utilitario de las ciencias ocultas y especialmente se ha basado en los principios de atracción y repulsión, de simpatía y antipatía presente en las cosas, los seres y los fenómenos físicos de la naturaleza. Los escritos teológicos del hermetismo corresponden a la escritura y la filosofía de Grecia, aunque se sitúa en Egipto. Principalmente se encuentra expresados en los diecisiete tomos del Corpus Hermeticum, numerosos fragmentos de Stobaeus y una traducción al latín del Asclepius encontrada entre los restos rescatados de la obra de Apuleyo, del siglo III d. de C. El hermetismo fue intensamente cultivado por los árabes y, a través de ellos, influyó a muchos grandes pensadores de Occidente, como Albertus Magnus.